Archive for 5 abril 2010

MENSAJES DEL AGUA. Masaru Emoto y melodía.

abril 5, 2010

Dicen que somos un 70% de Agua…. Nuestro cuerpo funciona en medio de líquido: sangre, linfa, líquido cefalorraquídeo … ¡Vivimos envueltos en fluidos! 2 átomos de Hidrógeno, 1 de oxígeno…  Se muestra en tres estados, sólido, líquido y gaseoso. Aquí se muestra una instantánea de los tres:

El agua siente en forma de vibración, nosotros somos agua y somos vibración. Un ejemplo típico sería el hecho de lanzar una piedra al agua, aparecerían los efectos de este contacto en el agua en forma de ondas. Hoy en día cada vez más físicos razonan acerca de la gran interrelación existente entre la mecánica ondulatoria y la física cuántica.  Masaru Emoto nos explica que el agua está viva, que cambia su vibración y su forma según lo que sienta alrededor y que nos afecta tanto, que hasta nos puede curar… No es mi intención hacer una exposición de su investigación (curiosa simetría hexagonal de los copos de nieve y las moléculas de agua, no heptagonales ni octogonales, no, hexagonales…)  la cual recomiendo ya que es muy significativa; aunque sí citaré algunas de sus palabras . Tan solo me quiero referir a ella como punto de partida (o más bien de llegada) al que me interesa ir: nos afecta la vida de alrededor y nosotros también la afectamos a ella, somos como las conexiones neuronales:  una red entretejida, entrelazada, no casual, con sentido, con inteligencia propia…

En medio de los RUIDOS con los que vivimos a diario, sonidos antinaturales, inarmónicos… Con los que “castigamos” nuestro oído hasta el punto en el que somos capaces de “acostumbrarnos” a ello. Al menos, aparentemente. Más tarde, vendrán los problemas de audición, la incapacidad de concentración e, incluso,  el insomnio. Cuando vamos a la Naturaleza, nos quedamos pasmados ante el irreconocible sonido del viento, insectos, aves, arroyos, etc. Nos hemos alejado tanto de nuestro mundo natural, que no reconocemos el Canto de la Tierra.

¿Qué hacer? Tenemos varias opciones:  música regenerativa, sonidos relajantes (¿terapia del sonido, de la música?), meditar en silencio. Dice la profecía de los Hopi: “Cuando la humanidad redescubra el acceso a los sonidos originales, dará un salto de conciencia increíble y rápido”.

Ponle música al agua y escucha la que ella te regala. Aquí os ofrezco un pequeño masaje a nuestra cóclea, escucha y capta su mensaje, el mensaje del agua: “