Archive for 27 octubre 2009

VIRABHADRASANA I-POSTURA DEL GUERRERO

octubre 27, 2009

Afortunadamente en la actualidad no tenemos que luchar en un campo de batalla cuerpo a cuerpo, para lograr la victoria sobre un territorio o por otras razones de “estado”.  Al menos, no de una forma absolutamente física, como en las guerras de la antigüedad.

Sin embargo, hoy nuestra lucha es de otra forma, mucho más mental. Lidiamos diariamente con el estrés, la ansiedad, excesivas preocupaciones, presiones de distintos tipos (profesionales, personales, familiares), etc. 

Tenemos una buena noticia: podemos recuperar la estabilidad, la serenidad, la calma, podemos controlar nuestro estrés, aunque no siempre sea fácil. Podemos llegar a ser auténticos “guerreros”; tan solo y casi con toda seguridad, tendremos que cambiar de estrategia, de pensamiento, de camino, etc.

Os presento la bonita asana del Guerrero. Dentro de una clase de yoga, estaría enmarcada en las posturas de corrección postural en verticalidad. Efectivamente, tanto en la posición inicial, como sobre todo en el mantenimiento de la postura y, finalmente, en la de salida, deberíamos tener la pelvis correctamente colocada para evitar molestias en la zona lumbar. Es decir ¡nunca la pelvis hacia atrás! Fijaos en la colocación de la pelvis en el dibujo, ver flechitas…

virabhadrasana

Esto requerirá de nosotros una respiración adecuada en la postura. Trabajaremos los cuádriceps en la pierna flexionada y activaremos los glúteos. Entre otros beneficios, nos ayudará a conseguir una correcta postura de la espalda, el tronco y los brazos, que mantenida durante varios segundos, nos recordará el vigor, la perseverancia y el coraje de un auténtico guerrero. 

Podemos intensificar la postura separando aún más las piernas y bajando el muslo; recordar que la rodilla flexionada debería quedar alineada con el tobillo y el pie. Mirad la foto en Virabhadrasana II, que es con los brazos abiertos hacia los laterales:

Virabhadrasana_II

Recordar también que hay detalles: el pie de atrás ligeramente inclinado 45º, abrir el pecho, recoger abdomen, pelvis más bien hacia delante (¡nunca hacia atrás!).

La postura física la tenemos. Sin embargo, la postura mental será más complicada de alcanzar. Lo hablamos en otro post. Probad a recuperar el coraje del guerrero que lleváis dentro y ¡respirad!

sandra_sole@hotmail.com

Anuncios