“El cerebro cambia según su propio pensamiento”.


Tenemos una buena noticia: nuestro cuerpo y nuestra mente pueden estar a nuestra disposición, hasta cierto punto (depende de nosotros en gran parte) y si nosotros lo queremos.

Aunque antes se creía que el movimiento de las neuronas era caótico y sin orden, hoy en día se sabe que no es así; cada una de estas células tiene un trabajo concreto, se unen formando unas redes que crean conexiones entre ellas, haciendo posible nuestro movimiento, pensamiento, actos, intenciones, etc.

La “plasticidad” neuronal (esta palabra tan rara…) genera la permeabilidad suficiente para que cada acto anterior también sea “consciente” y genere “conocimiento”. Nosotros demostramos este conocimiento en cosas tan cotidianas como operaciones aritméticas, cálculo de distancias en el espacio, leer, memorizar, estudiar, razonar, llegar a conclusiones, entender otros idiomas distintos del nuestro, hablarlos, dibujar, cantar, etc.

Y aquí está lo más interesante: nuestro cerebro está en continuo movimiento, generando ideas y es capaz de cambiar según su propio pensamiento. La conclusión es rápida: una cosa nos lleva a la otra. Entonces ¿en qué estás pensando? Porque tu pensamiento tiene el poder de afectar tu estado de ánimo e incluso tus actos. Siempre hay un pensamiento antes de un acto.

Tenemos en nuestras manos una gran responsabilidad, un tesoro: ser responsables de las cosas que pensamos y qué hacemos al respecto con ello.

Para mí, esto tiene muchísimo que ver con nuestro yoga, nuestro Principio de Vida, nuestro Atman. Cada momento, cada situación, cada experiencia, es un único instante en que tú puedes aprender de ello y mejorar. Sé consciente y vive la vida feliz como este niño birmano.

nino-feliz2

Anuncios

3 comentarios to ““El cerebro cambia según su propio pensamiento”.”

  1. MARTA MARTIN Says:

    Me ha llamado la atención la frase… SIEMPRE HAY UN PENSAMIENTO ANTES DE UN ACTO…

  2. sandrasolep Says:

    Hola Marta,
    ¡Qué risa tu comentario! Bueno, donde esté la espontaneidad que se quite el pensamiento ¿no crees? Estás hablando, quizá sin darte cuenta, de esa parte de nuestro cerebro que actúa antes de esperar una orden “oficial” del superior, propia del ser humano. Bueno, lo mejor sería el punto medio, a veces espontáneo, otras parar 10 segundos antes de actuar o de hablar. ¡Feliz año! Un abrazo, Sandra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: