DIETA, CEREBRO E INTESTINO. PARTE II.

Comentábamos en el post anterior, cómo la conexión “cerebro-intestino” es muy importante a la hora de hacer dieta. Y como prometí, hoy hablaremos un poquito más de este tema. (Próximo post: las mejores posturas de yoga combinadas con dieta). 

La verdad es que deberíamos empezar por querer cuidarnos durante todo el año, no solo cuando llega el buen tiempo y empezamos a quitarnos la ropa, cuando empezamos a ver nuestro cuerpo desnudo, después del “largo invierno”…. Navidades incluidas!

Pero vayamos al grano: imagina que has decidido hacer dieta. “Pero hacerla de verdad”, dices. Pues ¡eso está muy bien! ¡Te felicito! Es una decisión de la que debes sentirte orgulloso. ¿Por qué? Porque en un tanto por ciento muy elevado, el éxito de tu dieta dependerá de cuán claro lo tengas mentalmente. Así que ya hemos llegado al título de este post!.

¿Sabías que compensamos las frustraciones comiendo en exceso y/o comiendo lo que sabes que no te conviene? ¿Sabías que los receptores del estómago, envían una señales al hipotálamo y éste responde “quiero más”? (Cita de artículo) ¿Te habías dado cuenta de que ante malas noticias, “se nos revuelve el estómago”? ¿Que ante un desengaño amoroso, puede ser que empecemos a comer mucho dulce o mucho chocolate? ¿Que ante problemas graves, que no sabemos cómo solucionar, nos da por abrir la nevera a deshora o nos da por “picar” entre horas o comer hasta quedarnos tan llenos que no podemos levantarnos de la mesa? ¿Y que el mal humor, la rabia y la ira, nos hace actuar de una forma muy parecida? (Foto: Alimentando vacíos emocionales).

comer-para-alimentar-los-vacios-emocionales_0ojqi

Detrás de cada síntoma de nuestro cuerpo, suele haber una emoción. Por eso, si estamos motivados a hacer algo, con casi total seguridad, nos funcionará, sea dieta o cualquier otra cosa. !Porque tenemos ese ánimo que nos ayuda a seguir! Pues con la alimentación es igual : una vez decides hacer dieta “en serio”, casi fijo que aparecerá una palabra en tu vida, NUTRICIÓN. Incluso es posible que tu dieta esté decidida por un “nutricionista” (Cita de Post: busca un buen nutricionista, que sea empático-a y que valore el esfuerzo que estás haciendo, alguien en quien confíes.) Esto quiere decir que, en vez de pensar en las cosas que no deberías comer, debes pensar en las cosas que SÍ vas a comer, porque realmente te alimentan y te sacian, con el valor añadido, de que no engordarás al ingerirlas. Te vendrá genial comprender por qué no debes comer unas cosas y por qué sí debes comer otras.

Atrás quedaron los atracones por fiestas o por no fiestas, y ya no vale la pena juzgarte por ello. Eso ya es pasado. Mira enfrente: has decidido que a partir de hoy todo va a ser distinto. La persistencia tiene su recompensa. Por mi parte, pienso seguir animándote para que te sientas mejor y te sientas orgulloso de ti mismo-a. ¡Lucha y vencerás!

motivacion-deportiva-660x240

(Próximo post: las mejores posturas de yoga combinadas con dieta).

DIETA, CEREBRO E INTESTINO.

Ahora que ya estamos en primavera, muchos de nosotros estamos empezando a pensar en los kilos que nos sobran. Hace tiempo se puso de moda la frase “operación biquini”, pero en realidad muchos de nosotros ya sabemos, a estas alturas, lo que buscamos: estar sanos y sentirnos bien con nosotros mismos. No importa demasiado un kilo o dos. Lo que sí importa y valoramos, es sentirnos sanos, flexibles y de buen humor.

Cuando sentimos que nos sobra peso, ya sean 4 ó 5 kg., ya sean 10-12 kg., en el fondo, no estamos a gusto con nosotros mismos. Buscamos la manera de perder peso, sacrificando lo menos posible. A veces, somos optimistas y estamos decididos a privarnos de muchas de las cosas que nos gusta comer. Tenemos cientos de dietas para escoger! Finalmente, nos decidimos por una, la que sea (dieta hipocalórica, dieta proteica, con sobres y batidos de sustitución, la dieta de la piña, etc. etc. ). y queremos que los efectos sean rápidos!

Nuestra decepción viene cuando no es así, y notamos que para perder un par de kilos, hemos necesitado mucho mas tiempo del esperado. ¿Qué ha pasado?

Mujer-pesandose

Bueno, hay varias cosas que quisiera añadir aquí; pero os contaré la última reflexión que hice hace días y en la que estoy trabajando de una forma muy consciente: nuestro cerebro está conectado con nuestro estómago y con nuestros intestinos. Y deberíamos dar la importancia que tiene a esta conexión, porque no es una exageración ni un invento.

De hecho, ya algunas tradiciones orientales nos hablaban de este “segundo cerebro”, aunque quizá en Occidente hemos tardado unos cuantos años en confirmar que este razonamiento no es brujería, sino, algo científicamente demostrado.

Os adjunto este link que ha llegado a mi manos, como por arte de magia, donde un doctor nos lo explica de una forma sencilla, para que podamos entenderlo bien:

https://www.eldiario.es/tumejoryo/comer/nutricion-comida-endocrinologia-flora_intestinal_0_760124529.html

En otro post, volveré a hablar de esta fascinante conexion cerebro-intestino y su repercusión en lo que comemos, por qué lo hacemos y cómo ello afecta a nuestro estado de ánimo y estado interior.

Un abrazo! Cualquier comentario será bienvenido!

 

 

LA IMPORTANCIA DE LOS ESTIRAMIENTOS: esternocleidomastoideo (mastoi qué…?). PARTE 2: YOGA Y CALIDAD DE VIDA.

Pasa el tiempo y pasa para todos.

Desde que tenemos 20 y hasta los 40 años, podríamos decir, que casi todo va bien. Hacemos ejercicio y, a no ser que hagamos un poco “el bruto”, nos encontramos bien. Como mucho, las típicas agujetas después de no haber ejercitado durante un tiempo .

Pero claro, como decía, el tiempo pasa para todo el mundo….

¿Qué sucede ahora, cuando al hacer ciertos ejercicios, mi cuerpo se queda agarrotado? ¿O me ha dado un “tirón muscular” en la espalda? ¿O siento que me duele la zona lumbar, más que antes de hacer ejercicio? ¿Por qué me duele ahora la cadera, si nunca antes había padecido este dolor? Y muchas otras preguntas y sorpresas que nos podemos encontrar a partir de los ….. podríamos decir, 50 años?? (Lo dejo como interrogante, pues no hay una edad fija, cada persona es un mundo).

Aparte de asegurarnos de que estamos realizando bien todos los movimientos al hacer cualquier ejercicio (que no es poco!, por favor, cerciórate con un profesor o entrenador personal, de que haces bien tu trabajo), también es cierto que hemos de tomar ciertas precauciones con nuestro cuerpo a medida que pasa el tiempo y ya no tenemos 18 años. Yo lo diría así, en plan educado y sencillo: “Hemos de pedirle permiso a nuestro cuerpo“. Sí Señor! Eso quería decir!

Creo que llega un momento en el que (por si no lo hemos hecho antes….) el propio cuerpo nos ayuda a tomar conciencia de nosotros mismos. Ahora, ante la sorpresa de “esta molestia en la espalda” transformada en dolor, somos conscientes de que existe nuestra espalda!”, sí, tenemos un cuerpo!, al que sometemos a distintas tensiones diarias con muchísimas formas posturales incorrectas, respiración incorrecta,  que sumado al estrés laboral, pocas horas de sueño o descanso y/o varios etcéteras más, se vuelven un cóctel explosivo. Además de todo ello, recibimos las consecuencias de haber hecho todo eso durante muchos años, como cargar a nuestra columna con exceso de peso; al no respirar adecuadamente, dejamos sin oxígeno suficiente a células y músculos del cuerpo durante demasiado tiempo; y por si fuera poco, parece que la moda que se ha impuesto como solución es ¡nos vamos a hacer footing! O nos vamos al gimnasio, “a machacarnos” y a “desestresarnos”……

Es hora de que nos preguntemos: ¿crees que eres de acero??. No, no somos robots. Somos humanos, nuestro maravilloso cuerpo suave y tierno, está respondiendo al “mal trato” recibido durante muchos años, con quejas abiertas; ya no se queda callado, literalmente “NOS HABLA” y lo hace enfadado! . Te da un tirón muscular en el trapecio, que no puedes ni coger un boli y mucho menos, un “mouse” para el ordenador (de lo peor que hay por cierto, coger una mouse durante horas y horas!).

Entonces vamos al fisioterapeuta, creyendo que los fisios son DIOS y podrán arreglárnoslo todo, en una sola sesión. Y claro, empiezan a decirnos palabras del tipo: trapecio, escápula, oblicuos, deltoides y horror!: Esternocleidomastoideo! Por Dios! ¿Qué significa todo esto??? (Mis reverencias a mis amigos los fisios, al final todos vamos a parar a ellos, cuando ya no sabemos qué hacer. Pero debemos ayudarles a ellos, ayudándonos a nosotros primero!).

fotoaitor14

(Os dejo esta espalda con los nombres de algunos músculos para que vayáis descubriendo cómo es vuestro cuerpo).

Pues bien, trataré de ayudaros un poco a saber lo que está pasando: el cuerpo se resiente de haber sido “ofendido” durante X años, a menudo, demasiado tiempo, o lo suficiente como para que diga ¡basta!. Por eso, hemos de ayudarnos: aprende a respetar al máximo los estiramientos antes y, sobre todo, después de hacer ejercicio. Debemos RESPIRAR mientras hacemos deporte o yoga o footing o cualquier otro ejercicio. Sí, he dicho bien, RESPIRAR, porque respiramos lo justo para vivir, no usamos nuestra capacidad pulmonar en toda su capacidad, en absoluto. Y lo que es más, deberíamos dedicar un mínimo de tiempo cada día, aunque sólo sean unos minutos,  a cerrar los ojos, respirar plenamente, tener conciencia de nuestro cuerpo. Aprender a relajar toda nuestra musculatura y, de camino, también nuestra mente.

Inevitablemente, y aunque ahora mismo soy una asidua del gimnasio, todos estos razonamientos solo me llevan a una parte: el YOGA, por EXCELENCIA. Para mí, el Yoga es el principio y el fin. El Yoga nos enseña a ser conscientes de que existimos, tanto en pensamiento como en cuerpo, también en espíritu. Nos ayuda a cuidarnos como una unidad, no como partes separadas, sino que cada una afecta a la otra. Por ello, debemos cuidar nuestro cuerpo, que es nuestro templo, respetarlo, pedirle permiso al ejecutar ejercicio, prepararlo antes y mimarlo después.

Solo después de todo esto, podremos estar más tranquilos y evitar los sustos y las lesiones que vienen, por hacer deporte por encima de nuestras posibilidades o por no prestar la suficiente atención a nuestro cuerpo.

Bienvenidos 50, 60, 70, 80 años….. para todos ellos, el ejercicio se puede practicar. Y, por supuesto, el YOGA también y mucho mejor entonces, ya que vendrá avalado por una amplia experiencia de la vida!

Ánimo y a TRATAROS BIEN! (no a machacaros!)

46_2yogamejoratuvida

 

CLASE DE YOGA CON NIÑOS.

Hace unos días tuve la oportunidad de dar una clase de yoga en la escuela de mi hija. Para mí el reto era enfrentarme a unos 25 niños, de edades comprendidas entre los 4 y los 5 años…. ¿Sería capaz de retener su atención durante unos 45 minutos aproximadamente???

El caso es que sí, sí conseguí captar su atención. Aún así, como ya imaginaba…. ¡los niños son imprevisibles!.

Primero les expliqué muy sencillamente, qué es el YOGA, en qué nos ayuda (mente, cuerpo) y lo importante que es una buena y correcta respiración. Después les expliqué dónde se originó el Yoga, sus orígenes. Mostré un “mapa mundi” y les enseñé la India, este hermoso país cuna del yoga. Finalmente, les animé a preguntarse si el yoga sería solo para gente adulta, o también podría ser para niños, gente mayor, etc. La respuesta correcta fue: “el yoga sirve para todo el mundo”. Claro que sí, niños, adultos y personas más mayores. Todo el mundo puede practicar Yoga. Y empezamos la práctica!

IMG_3691

Primero mostré las posturas (asanas) que íbamos a realizar, gracias a unas fichas que había preparado, yo las realizaría primero con la ayuda de mi hija. Y luego las haríamos todos juntos. Así empezamos por  Adho Mukha, el perro:

Todos estaban muy animados y empezaron a practicarla individualmente. Después, lo hicimos en parejas:

IMG_3695

Hicimos el gato y de esta manera, movilizamos la columna vertebral, una parte de nuestro cuerpo que hemos de cuidar desde que somos pequeños!:

EL GATO NIÑOS

A continuación expliqué el León, que servía para relajar todos los músculos faciales y descargar cualquier tensión en la mandíbula y lo hicimos así de bien:

IMG_3699

EL LEON NIÑOS

Después decidimos que también íbamos a ser una Serpienteeeeeeee………….sigilosa y movediza, iniciamos la postura desde el suelo, después alargamos los brazos y aquí está el resultado:

IMG_3702

IMG_3705

LA SERPIENTE NIÑOS

A continuación saludamos a la Luna, pues no solo hay que tener presente el Día, sino también, la relajación de la Noche………….

SALUDO A LA LUNA NIÑOS

Después, equilibrio en cuadrupedia ¡maravilloso!:

EQUILIBRIO NIÑOS CUADRUPEDIA

Entonces, decidimos que ya podíamos ponernos en pie y crecer como un árbol grande, majestuoso y sabio, el equilibrio físico es un reflejo del estado de nuestra mente:

EL ARBOL ASANA YOGA

IMG_3708

IMG_3713

Finalmente, hablamos de lo importante que es practicar la relajación y la meditación en nuestro día a día. Y que la acompañemos de consciencia de la respiración. Y esto fue lo mejor, ¡cuánto hay que aprender de los niños! Mirad con atención:

IMG_3717

Ojitos cerrados! (Y zapatos perfectamente ordenados!)

IMG_3718

Muchísimas gracias por vuestra atención y hermosa compañía. Desde aquí quiero dar las gracias y felicitar, para empezar a mi hija Arlette, que se portó como una campeona; al profesor Agustí y a la coordinadora infantil, Cristina.

IMG_3694

Shanti, Shanti, Shanti……

 

 

DELICIOUSES SQUATS WITH HELP OF FITBALL (photos in post in Spanish, just below)

Dear friends,

This month I will speak of an exercise that I discovered recently, but I can say that the results are palpable seconds after you have done … ..

Within a few hours, you feel more. The next day it’s great! You feel your body completely, both internally as more external muscles. You welcome some soreness that you feel “the Queen of Sheba.”

This photo above is the practice of using fitball squat. Highly recommend it, mainly because the Pilates ball protects your lumbar. Very interesting this year add some weight to begin serving a weight of 1 kg. in each hand. Or a single disk than 2 kg. you keep your hands on with both hands. Every time you go down, you put your arms horizontally. The legs must be open across the width of your hips or something else, feet parallel or also the balls of your feet slightly separated. Going down, you should be fully aware of your abdomen, trying to “hold” internally. Also, down, your hip is slightly backward. When climbing, the pelvis is placed back straight.

Another detail: How far down? Your hip should be straight with your knees, that is, you should lose more than the girl in the picture. But like everything in life, you can (and I think you should) adapt to your comfort.

Fitball or Pilates ball is a wonderful tool that will help not only to do squats, but also do abdominal exercises and many other funny. Here a picture that just to see her, excited:

Interesting huh?

Let the technical side: how it benefits us squats practice?:

Helps burn body fat: it attracts us … It is said that when practicing, we use over 250 muscles in our body …. with this is all said.
Toning legs and buttocks: this we are also interested! Given muscle mass, say that helps sculpt them or develop them.
Improves flexibility of the ankles and knees. Strengthens the lower back, which particularly concerns us when we suffer pain in the lower back (Ohh! Especially sedentary workers).
It works in a straightforward way the muscles of the hips, buttocks and thighs, strengthen tendons and ligaments of the legs and pelvis.
Finally, some good advice: it is imperative that you learn from an expert, who give you advises and in this way, do not make mistakes that be very expensive (if you’ve ever injured, you’ll understand).

And another issue: abdominal work using fitball. Us work because we ensure that the lumbar is well supported on the ground and we forget the mistakes of bad archs in the column. It is also important to remember that by doing “abs” the protagonist part is precisely the abdomen, which we shrink whenever we “go up”. So be careful with “head up” and stretch the neck, or end up with an impressive neck pain.

Here a few pictures of some abdominal using fitball. A hug! Sandra.

(Your comments are always welcome!)